Nosotros

Os vamos a contar brevemente la historia de la aldea. Carlos, un vecino de Congostro soñaba con volver a dar vida a la aldea abandonada años atrás. Empezó poco a poco comprando casitas y restaurándolas y tras siete largos años de trabajo y dedicación lo consiguió.

En el año 2010 quedó inaugurada la “Aldea Rural Santo Andre” dedicada íntegramente al turismo rural. Y en el verano del 2018, nosotros, Carolina y Fernando vinimos de vacaciones buscando un lugar donde descansar y desconectar del Madrid frenético, nos enamoramos del lugar, tanto que decidimos dar un nuevo rumbo a nuestra vida. Y tras un proceso de cambio nos establecimos en la aldea en Enero de 2020.