Lagoa de Antela

La Laguna de Antela, contaba con una superficie aproximada de 3600 hectáreas que ocupaba varias aldeas de los ayuntamientos de Xinzo de Limia, Sarreaus, Vilar de Barrio, Xunqueira de Ambía, Sandías, Vilar de Santos, Rairiz de Veiga e Porqueira. Estaba situada a 615 metros de altitud y ocupaba unos 42 km cuadrados. Durante la estación de invierno su longitud llegaba a los 7 km de largo y 6 km de ancho. La profundidad variaba desde los 0.5 hasta los 2 metros aunque en algunas zonas las pozas podían llegar a alcanzar los 3 metros. Fue considerada uno de lo humedales más importantes de la península Ibérica, con una gran riqueza biológica en la que convergían varios ecosistemas que albergaban una fauna y una flora propias. A pesar de que actualmente la Lagoa sería considerada una zona muy importante a nivel ecológico, en su día no le fue concedido el valor que tenía. Se conocen intentos de desecar la Laguna desde el año 1827, pero fue finalmente la Dictadura franquista la que en 1958 comenzó las labores de desecación. El desecado fue un desastre ecológico, eliminando una parte muy importante de la rica diversidad animal y vegetal del humedal, pero también constituyó un cierto fracaso en sus objetivos de desarrollo agrario. Tuvo efectos muy negativos sobre la calidad de los suelos, que además comenzaron a sufrir de una paradójica ausencia de agua, y tuvo que ser implementado un complejo sistema de riego.

Se ha presentado el Plan Estratégico de Humedales 2022-2030, una iniciativa dirigida a impulsar la salvaguarda y recuperación y revertir la degradación de las zonas húmedas de España como la laguna de Antela.

Observatorio de aves, en Vilar de Santos, Es un atractivo destino ornitológico, en especial, entre mediados de abril y finales de junio, con la llegada de las especies estivales y la migración primaveral. No deberíamos perdernos los coros matinales de aves en las areneras, ni tampoco las idas y venidas de docenas de aves rapaces por los campos de cultivo. A pesar ser una importante comarca agrícola, A Limia sigue atesorando una más que notable riqueza ornitológica. En efecto, las poblaciones nidificantes de varias especies, como la codorniz, el avetorillo, la cigueña blanca, los aguiluchos cenizos, la avefria europea, el sison, la terrera y el avion zapador, son aún hoy las más importantes de Galicia.

Las areneras atraen miles de aves acuáticas, siendo habitual la presencia de cercetas carretonas, garzas imperiales, martinetes y cigüeñuelas, entre otras aves. Perdices rojas, milanos negros, cucos, abubillas, torcecuellos eruoasiaticos, golondrinas dauricas, bisbitas arboreos, ruiseñores, currucas rabilargas y cabecinegras, zarceros poliglotas y escribanos soteños y montesinos forman también parte del elenco de especies limiás, que registra hasta 240.

Consejos y recursos

  • En las areneras de Sandiás y Vilar de Santos podemos usar los observatorios ornitológicos. Recuerda que estás en una explotación minera: hay que seguir las normas o, eventualmente, las indicaciones de los operarios. Bañarse está prohibido.
  • Tanto en los observatorios como en zonas esteparias es aconsejable el uso de un telescopio terrestre.
  • Para recorrer las vegas en invierno es imprescindible el uso de botas de agua.
  • Cerca de los viales de comunicación debemos evitar molestar a las colonias de cría del avion zapador.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
celerony-img3.jpgEXPLORA 

Lugares Similares